jueves, 29 de abril de 2010

Él se arrastro por el borde izquierdo de la cama, tenia ganas de llegar rápido a la altura de sus labios. Se besaron. Hacía mucho tiempo que él no se sentía así de bien, tan a salvo. Ella ya no dudaba de ese amor, le gustaba interrogarlo, saber hasta el más mínimo detalle de él, pero él seguía siendo reservado, pocas veces le dejaba ver su corazón. Ella tendría paciencia sabia que valía la pena esperar, se amaban de una manera extraña, no eran de esos que se juraban amor, ni se demostraban cada minuto ese amor, ellos solo se amaban, no hacía falta saber más y solo eso bastaba. Para siempre un hasta ahora.

2 comentarios:

mlle.Chen dijo...

Yo soy exactamente igual y tengo la misma visión de amor que ellos.

annna dijo...

siempre he desconfiado en esas personas que alardean del amor, o juran que siempre van a estar siempre juntos y todas esas bobadas.

Cuando se ama,se ama y punto.

me ha encantado.

:*