martes, 24 de agosto de 2010

Me has engañado cuando te supliqué que no lo hicieras, no sé si podre perdonártelo nunca...
Es triste pero también sé que nunca encontraré a nadie tan hermoso y que me ame con esa magnitud como tú. No puedo perdonarte, ahora no, pero no puedo dejarte marchar,
te amo.

2 comentarios:

una vagabunda soñadora dijo...

que no intoxique lo que se disfruta




:]

La Tua Cantante. dijo...

Tu blog es sencillo pero bonito, te sigo :)
Te apsas por el mío?
un abrazo!