sábado, 26 de diciembre de 2009


Se trata de soñar, soñar con la mente. Por que siempre soñamos con el corazón y acabamos golpeándonos contra el suelo, fuerte y tragicamente. La mente previene de daños y cuando esta lista, cuando ya alla utilizado su razón, deja soñar al corazón, así todo es menos mágico pero más seguro, solo cuando estemos tan seguros, podremos soñar solo con el corazón.